Blog

Nuestra Red conecta a miembros de comunidades, académicos, investigadores, abogados, expertos en derecho Indígena, consentimiento y consulta de todo el mundo. Le hemos pedido a ellos que compartan sus opinions y conocimientos en temas de actualidad.

Destacado:

Más:

La Promesa de la Juventud Indígena

Este artículo fue publicado originalmente en Octubre de 2012 en la serie "The Rise of the Fourth World" del Centro para la Innovación en Gobernanza. Acceso al artículo original. Las políticas sociales canadienses dirigidas a los Pueblos Indígenas (Primeras Naciones, Metis e Inuit) han sido en gran parte desarrolladas fuera de un marco histórico-cultural, entregando amplia evidencia del rol de las políticas como mecanismos de control social centralizados. Poca atención ha sido entregada a las culturas específicas de las comunidades Indígenas en el diseño y la administración de las políticas que han sido implementadas en Canadá. Los Pueblos Indígenas han sido históricamente definidos colectivamente en las políticas federales como "el Problema Indígena", en lugar de ser reconocidos y referidos como pueblos soberanos con culturas diferentes, como habría sido de esperarse. Los Pueblos Indígenas han sobrevivido a dificultades formidables. Sus poblaciones fueron diezmadas por la introducción de enfermades del viejo mundo como la viruela, el tifus y la influenza. La población Indígena, debilitada demográficamente y políticamente marginada, fue posteriormente afectada por la política social nacional. El gobierno introdujo una serie de medidas políticas y administrativas diseñadas a minar la sobrevivencia cultural Indígena, incluyendo la criminalización de prácticas espirituales y culturales, relocalizaciones ...